GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Mamá e hija

¿Será cierto que las madres y las hijas necesariamente son una para la otra?

Yo creo que no. No sólo lo creo; por experiencia propia he visto que en ésta vida, los seres humanos nos unimos a aquellos con los cuales somos afines.
Esto incluye a las madres y a las hijas.

Me crié con mi abuela paterna, con la cual fuí muy afín. Su hija era igual de afín a ella que yo. Sin embargo, mi hermana no tenía nada que ver con ella y su relación no era muy buena.

En cambio, mi hermana se adaptó perfectamente a la esposa de mi papá.

Con mi suegra, mi relación fué mejor que con sus propias hijas. Las amaba, es cierto; pero no congeniaba con ellas, como conmigo.
Ni siquiera con sus otras dos nueras lo hacía.

He visto muchos casos en los cuales las madres y las hijas no necesariamente se llevan bien. Una hija puede ser la perfecta compañia para su madre y la otra no serlo.

Y ésas mismas hijas que con su madre no se adaptan tan bien, encuentran en otras personas con quien hacerlo.

El caso de los hombres es distinto. Estoy hablando únicamente de las mujeres.

Toda ésta reflexión nace de 3 mujeres que conosco que son desgraciadas cada una por su lado... porque no se han dado cuenta de todo ésto.

Ella es una mujer joven que tiene una forma de ser mucho más parecida que una amiga que tiene mucho mayor incluso que su propia madre.

Su amiga es una hermosa mujer cuyas hijas residen en otra ciudad. Es cariñosa, hacendosa.

Su mamá es una mujer dinámica, de empuje, que ama a sus hijos pero que le gusta vivir su propia vida.

Creo sinceramente que si se uniera ésta mujer con su amiga, serían las tres mucho más felices. Ella necesita una madre como su amiga. Su amiga necesita una hija a la cual ver, como desearía hacerlo con sus propias hijas. Y su madre necesita su independencia.

Si cada una se uniera con su igual, las tres serían mucho más felices.

En mi caso, me sucedió lo mismo. Mi suegra teniendo dos hijas no se adaptaba con ellas, igual que lo hizo conmigo. Yo necesitaba a alguien como ella y mi madre que vivía lejos de mí, encontró a 3 mujeres que necesitaban de ella mucho más que yo, pues tenían a sus propias madres lejos de ellas.

Mi mamá encontró en ellas a sus tres hijas, que estabámos lejos. Mi suegra encontró en mí a la hija que no tuvo. Y yo encontré en ella a otra madre. Yo fuí muy afortunada. Tuve dos madres con las cuales me llevé maravillosamente. A las dos las amé profundamente y con las dos me llevé muy bien.

Dios nos pone cerca a las personas adecuadas. Sólo falta que abramos los ojos y nos decidamos a dar el paso de abrirnos a los demás, de no tener un amor egoísta que nos limité sólo a nuestra familia.

Amiga, ¿estás en éste caso?

Acepta el regalo que Dios pone a tu alcance. No tienes porqué sufrir por una madre o una hija lejos, seguramente cerca de tí tienes a alguien que necesita de tí y seguramente tu hijas o tu madre tendrá a alguien cerca de ella a alguien que la necesite .
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores